Las pérdidas de embarazos son más comunes de lo que creemos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Las pérdidas de embarazos o abortos ocurren antes de la semana 20 de gestación. Esta puede ser por causa natural o provocada.  Por motivos personales, culturales, religiosos y sociológicos el tema del aborto es un tabú. Esta podría ser una razón por la que desconocemos que se estima que uno de cada 5 embarazos termina en aborto.

¿Por qué ocurre una pérdida de embarazo naturalmente?

Según los expertos, la causa más común de un aborto espontáneo es el defecto en los cromosomas del feto.  Normalmente se le atribuye esta causa cuando el aborto ocurre en el primer semestre de embarazo.

A veces, la pérdida de embarazo ocurre en las primeras semanas de embarazo, por lo que la mujer ni siquiera se da cuenta que ocurrió. Podría confundir el sangrado con una menstruación, por eso se desconoce realmente las cifras correctas.

También pudo originarse por problemas en la implantación del feto en las paredes del útero, lo que es bastante común.

Si el aborto ocurrió durante el segundo trimestre, lo más probable es que originó por problemas en el útero.

¿Cuáles son los síntomas de una pérdida de embarazo?

Generalmente, los sangrados en el embarazo podrían indicar un aborto espontáneo. Además, si está acompañado de fuertes dolores y calambres se recomienda asistir a urgencias inmediatamente.

Tendrás más riesgo de experimentar una pérdida de embarazo si tienes más de 35 años, sufres de diabetes o has tenido un aborto espontaneo anteriormente.

¿Cómo evitar una pérdida de embarazo?

La única forma de evitar un aborto espontáneo es siguiendo las indicaciones del médico desde el principio del embarazo y realizar un seguimiento en las distintas etapas de embarazo. La madre debe estar atenta a los síntomas que experimente.

Si ocurre el aborto, se recomienda reposo total y recibir ayuda terapéutica para superar este evento que suele ser trágico para una mujer que esperaba la llegada del bebé.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *