Mis niños no comen verduras

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Este es un tema muy común entre los padres. Parece ser un hecho ampliamente reconocido que a los niños no les gustan mucho las verduras y muestran una fuerte preferencia hacia los azúcares refinados y los dulces. Por supuesto, esto no es su culpa: distintas investigaciones demuestran que los bebés nacen con un diente dulce por lo que preferir alimentos dulces está probablemente en nuestros genes. Sin embargo, las verduras tienen tantos beneficios para la salud, que, obviamente, como padre deseamos que nuestros hijos las coman habitualmente.

Los siguientes trucos te pueden ayudar a convencer a tus hijos para que coman más verduras:

  1. Salsas. Servir verduras con salsas, principalmente salsa de rancho y mantequilla de maní. Mojar en la salsa es divertido y hace que comer verduras sea más atractivo para los niños.
  2. Mucha variedad. Sirve una variedad de verduras y pide que lo prueben. Nunca obligues a tus hijos a comer lo que no les gusta, pero sí pide que lo intenten. A nosotros mismos nos puede costar trabajo acostumbrarnos a un sabor hasta que no lo probamos varias veces.
  3. Pinchos. ¿Ha notado que todo lo que viene en un pincho es más sabroso? Esta puede ser una forma en que tus hijos pueden probar las verduras. Cortar los vegetales en cubos y colocarlos en los pinchos hace que comerlos sea más divertido.

Mi mejor consejo es que: ¡no te rindas! Sigue sirviendo a tus hijos esas verduras. Poco a poco, la mayoría de los niños aprenden a tolerar el sabor y la textura de los vegetales. Seguramente tú también tengas algunos trucos u otros métodos para ayudar a tus hijos para que coman más verduras, compártelos y coméntanos más abajo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *